PREMIO FUNDARTE 2010

PREMIO FUNDARTE 2010
DIARIO DE MOSCÚ

PASEO EN TROIKA. PARQUE SOKOLNIKI

PASEO EN TROIKA. PARQUE SOKOLNIKI
EDGARDO MALASPINA PASEANDO EN TROIKA. MOSCÚ. 2009.

martes, 1 de diciembre de 2015

miércoles, 14 de octubre de 2015

DIARIO DE MOSCÚ.1977




 1977 

JUEVES, 18 DE AGOSTO. LAS MERCEDES DEL LLANO.

   Me despedí de familiares y amigos. Con Juvenal, en la noche, abordamos el autobús que va hacia Caracas. El padre de Juvenal  vociferó  con jactancia y orgullo a los cuatro vientos que su hijo viajaba para Rusia. Esto alertó a los amigos de lo ajeno. Colocamos las maletas al final del bus y nos dormimos; pero los ladrones no durmieron. Abrieron nuestras maletas. Juvenal perdió muchas cosas, entre ellas, vestimenta.

VIERNES,19 DE AGOSTO. CARACAS.

   Día lluvioso, oscuro. Hacemos los últimos toques. Con Juvenal, Freddy González,  y Mary conversamos de diferentes tópicos .Nos bebimos una botella de vino.

SÁBADO, 20 DE AGOSTO. MAIQUETÍA.

  Partimos hacia Moscú a las 7 de la noche. Nos acompañaron Freddy y Mary.



DOMINGO, 21 DE AGOSTO. MOSCÚ.

   Pasando por Paris( a las 9 de la mañana llegamos al aeropuerto de Orly y luego nos trasladaron al Charles de Gaulle) llegamos a Moscú a las 8 de la noche. Por todo fueron 24 horas de viaje, de las cuales 13 en avión y las demás en buses.  Todavía había claridad. Dicen que así es en verano. Siento mucho frío. La ropa que llevo no protege mucho. Todo es distinto. Un grupo de venezolanos nos da la bienvenida. Una semana estaremos encerrados  para hacernos los exámenes médicos. No entendemos nada.

LUNES, 22 DE AGOSTO.

   Hay estudiante de todas partes del mundo. Converso con dos nicaraguenses. Con otros extranjeros cruzamos algunas palabras en inglés. De algo sirvió el bachillerato. En una semana saldremos de la cuarentena y rendiremos exámenes. Rogelio Brito me entregó una chaqueta y me ha servido mucho por lo del frío. Me parece que el ambiente es bueno para los estudios. Los venezolanos de la asociación nos visitan. Nos entregan lápices, papel y unos libros. Moscú  me parece una ciudad limpia, grande, con aire puro y muchos árboles. Todo  está como muy ordenado. Bueno, estoy viendo las cosas desde una ventana. Estamos aún encerrados. Los médicos nos visitan a cada rato. En el corredor de la residencia tenemos un televisor. Amigos comentan que la programación es educativa.

26 DE AGOSTO

      Hoy finalizará la cuarentena. Saldremos de este encierro para iniciar clases el primero de septiembre. Repasamos para presentar las pruebas de exploración de conocimientos .Con los resultados de esas pruebas nos ubicarán en distintas secciones. Los rusos nos han tratado muy bien. Aparentemente todo es  armonioso en esta ciudad. Creo que los enemigos a vencer para triunfar en mis estudios son tres: la nostalgia, el frío y el idioma. Los amigos comentan que  además de  las materias propias de la carrera estudiaremos a Marx, , Engels, a Lénin,  y la historia de URSS. Nos aconsejan practicar deportes para vencer el frío. Un latino de un curso avanzado dice que en el salón de clases  no se permiten más de 7 estudiantes y que las calificaciones son sobre 5 puntos. Conozco a unos palestinos. Dicen que han participado en guerras. Una chilena, que vivía en Europa desde el derrocamiento de Allende,  me comenta que Pinochet caerá el próximo año.
  Esta noche nos reunimos representantes de 10 países latinoamericanos para hablar de nuestros paises. Yo hablé en nombre de Venezuela.

1 DE SEPTIEMBRE.

   Se inician las clases en la Facultad Preparatoria. Este día (1 de septiembre se le denomina Día del Conocimiento y es  el  comienzo de las actividades en las escuelas, liceos y universidades.)  Cursaremos idioma ruso, biología, química, física e historia de la Unión Soviética. La semana pasada presenté exámenes de  física , química y biología.

   Ya en la madrugada noté los primeros destellos del sol. Me levanté temprano y a las 9 me dirigí al edificio de la Preparatoria. En el auditorio los profesores charlaban en ruso , por supuesto. Nos daban explicaciones que cinco expertos traducían a sendos idiomas. Nos estaban ubicando. Dos profesores se hacían cargo de un grupo de 7 estudiantes. Todos se marchaban para iniciar las clases. Pronto quedé solo: me había metido en el auditorio de Letras y Humanidades y no en el de Medicina. Me dirigí a un profesor de nombre Valerio. Habla perfectamente el español y me orientó. Al poco rato estaba en mi salón. Empezamos a estudiar el alfabeto ruso y para mí la lección se hace fácil porque en Venezuela me compré un libro y me aprendí las letras rusas. Los profesores nos tratan como amigos, nos animan.

10 DE SEPTIEMBRE

    Las clases son de nueve a doce, y luego de la una hasta las tres y media. Mi profesora de ruso se llama Elsa Alfredovna. Es una señora entrada en años con destellos de haber sido bella en su juventud Dice estar escribiendo un manual de ruso para latinoamericanos. Cometo la imprudencia de preguntarle sobre lo que pasó con Podgorny, el Presidente del Soviet Supremo defenestrado. Me llama aparte y me dice en voz baja que hay cosas que  no se deben indagar.

  Almuerzo en el comedor de la universidad, pero a veces compro algunos productos en el mercado. Sólo se pedir cuatro cosas: batón (barra de pan), molokó (leche), calbasá (mortadela) y maslo(mantequilla).

12 DE SEPTIEMBRE

   La colonia de venezolanos nos invita a un bar. Nos sirven las cervezas directamente de los estantes en unas jarras grandes, pero están frías. En cada esquina  hay un kiosco de cerveza. Parece que la beben como fresco.
  En cada cuarto tenemos un radio. Es como una extensión de corneta con una sola emisora: Radio Moscú. Es práctico porque hace las veces de despertador: a las seis de la mañana inicia sus transmisiones con el himno soviético y a las doce de la noche deja de trabajar también con el himno.

13 DE SEPTIEMBRE
 En Moscú hay pocos automóviles. No veo colas y los carros no forman alboroto con sus bocinas. El silencio es casi total. Hay trolebuses (buses que trabajan con electricidad para no contaminar el medio ambiente) con una conexión en una red de cables eléctricos. También hay tranvías. Conozco el Metro . Es una vía subterránea gigantesca. Ya visité la Plaza Roja. De regreso me perdí en el Metro. Unos muchachos del Komsomol me auxiliaron y me llevaron a la residencia.

26 DE SEPTIEMBRE
  Empieza  a caer nieve que se derrite rápidamente. Me pongo dos pantalones y tres camisas además de la chaqueta y los guantes para contrarrestar el frío. Nos llevan a una tienda y nos entregan un pesado abrigo negro, gorra, bufanda, medias de lana, calzoncillos largos y guantes.  A Bienvenido, el ecuatoriano, le dieron cada uno de esos artículos por partida doble por ser de baja estatura.

6 DE OCTUBRE

  La temperatura en Moscú cada vez es más fría y está a 3 grados bajo cero. El ambiente es festivo por los preparativos del aniversario de la Revolución de Octubre (7 de noviembre por el calendario actual). Se habla de la nueva constitución soviética y de los Juegos Olímpicos. A dos cuadras de mi residencia construyen unas edificaciones para los juegos.
  Los estudios van bien, pero el idioma ruso es difícil. Por los momentos estudió fonética y gramática, matemática  e historia de la URSS en español. Nos dicen que en noviembre nos hablarán sólo en ruso y entonces tendremos también física, química y biología.

7 DE OCTUBRE
    Hoy fue aprobada la nueva constitución de la URSS por el Soviet Supremo. En la introducción se habla de la creación de un Estado de nuevo tipo, del viraje histórico universal de la humanidad del capitalismo al socialismo. Se dice que ya el Estado Soviético se ha convertido en poder de todo el pueblo porque ya la dictadura del proletariado cumplió sus tareas.

8 DE OCTUBRE

   Compro el periódico Pravda para ejercitarme en la lectura. En español  sólo se consiguen el Granma, y a veces Tribuna Popular. Me explican que la palabra “señor” está abolida con la revolución. Todos somos  “camaradas” (tovarishi).



9 DE OCTUBRE

   Visitamos el Museo de la Revolución. Nos muestran películas de Lénin y el Ché Guevara. Escuchamos sus voces. En la parte dedicada a la Segunda Guerra Mundial hay un retrato de Hitler roto y en el suelo; jabón hecho con grasa humana por los nazis, harina de corcho para luchar contra la hambruna que vivieron los soldadas rusos, restos de un avión alemán derribado por los soviéticos.
  Fuimos a la exposición del Kosmos. Vi y toqué una nave Soyuz de las que enviaron a la luna, el Vostok de Gagarin, un Apolo norteamericano junto a un Marte 4 un Venus 3. La perra Laika que enviaron al espacio y regresó muerta está momificada.

10 DE OCTUBRE

   Un amigo  árabe trae música egipcia para escuchar. Tenemos clases hasta los sábados. A veces cuando hay un feriado asistimos un domingo para recuperar la clase perdida.

26 DE OCTUBRE
  La nostalgia aguda está pasando y me he adaptado al frío. Mastico un poco el ruso. Los amigos dicen que en diciembre estaremos hablando mejor. Esto es porque las clases de idioma son constantes e intensas. Vivo en el primer piso de la residencia y Juvenal en el quinto piso. Nos vemos todos los días.
Hay unas tiendas   denominadas Beriozka que funcionan sólo para extranjeros.

9 DE DICIEMBRE

 Mucha nieve.  Todo es hielo. Estamos a 15 grados bajo cero. La atmósfera parece congelada, sin embargo no se siente tanto frío. Tal vez me estoy acostumbrando.  Me preparo para los exámenes del primer semestre. No tendremos vacaciones de navidad. Aquí no se celebra, sin embargo los venezolanos decidimos hacer una pequeña fiesta. La nostalgia sigue pasando. Visitamos varias escuelas  e instituciones de secundaria. Nos preguntan muchas cosas sobre nuestros países .Estoy entendiendo mejor el ruso.

10 DE DICIEMBRE

    Tres venezolanos que  vinieron con nosotros se marchan a Venezuela. Uno de ellos, a quien llamamos  el árabe por su nariz grande, dice que no soportará pasar una navidad sin su familia. “ Tengo muchos años de capitalismo, no me gusta el socialismo”, dice. Otro,  Francisco, no logra asimilar el idioma y piensa que cuando los rusos hablan se están refiriendo a él. Le diagnostican manía persecutoria .Los mamadores de gallo le dicen Pancho El Perseguido. El tercero lo llaman Perolito. Es un muchacho retraído y dice no poder superar la nostalgia.

24 DE DICIEMBRE

 Presenté prueba de física. Es un día común y corriente. Aquí no se celebra la navidad.  La nieve cae abundantemente.

31 DE DICIEMBRE


   Presente prueba de matemáticas. En realidad más que una prueba  es un repaso de la terminología matemática en ruso. Luis Ceballos, un compañero panameño está enfermo. Está hospitalizado y lo visitamos. De regreso no hay transporte y debemos esperar largo tiempo el tranvía. El frío penetra hasta nuestros huesos , entonces se siente como si recibiéramos un martillazo en el sitio afectado y el dolor es intenso como un fogonazo. Temimos recibir  el año en medio de la nieve.

DIARIO DE MOSCÚ.1978

1978



1978

1 DE ENERO

  Los venezolanos nos reunimos e hicimos una pequeña fiesta para recibir el año nuevo dos veces: primero celebramos por el año nuevo ruso, siete horas antes que el nuestro, escuchando las campanadas del Kremlin y el himno nacional de la URSS. Luego, el domingo a las siete de la mañana (12 de la noche en Venezuela) brindamos por el año nuevo venezolano y escuchamos música nuestra.

  El año nuevo en Rusia también es fiesta de carnaval, claro que no juegan con agua, sino que se ponen máscaras y se lanzan papelillos mientras beben y bailan. En el día vimos por televisión la llegada del año nuevo en los  pueblos de la Unión Soviética. Por tener varios Husos de Horario el año sobreviene en distintas horas en las diferentes  Repúblicas  que conforman el país. Una pequeña y lejana aldea es la primera en gritar  C novin godon (¡Feliz año nuevo!). Más tarde Radio Moscú transmite el saludo de unos kosmonautas que reciben el año nuevo en el espacio.

3 DE ENERO

 Los rusos dicen que la nevada más fuerte de Moscú cae el 7 de noviembre, casualmente el día  de la Revolución de Octubre. Sin embargo la más fuerte del año pasado cayó la noche de 24 al 25 de diciembre, y desde entonces no deja de nevar hasta ahora. En la residencia sentimos calor por la calefacción, la cual no es más que una red de tubos metálicos con agua hirviente.



10 DE NERO

Semanalmente tenemos una clase de educación física. Ahora empezaron las lecciones de esquí. Son obligatorias y me gustan mucho hasta el punto que cuando tengo tiempo pido los patines y palos y practico.
 Dicen que enero es el mes más frío. Estoy presentando exámenes del semestre.

12 DE ENERO
 En estos días ha nevado de tal manera que es difícil caminar por la falta de visibilidad. Visité la Catedral de San Basilio en la Plaza Roja. No funciona como iglesia sino como museo.
  La comida rusa es bastante grasosa. Comen tocino con pan y dicen que es bueno para pasar el frío. En estos día los venezolanos prepararon caraotas negras que tenía tiempo que no probaba. Me parecieron una delicia.
  Desde que llegué a Moscú no me he afeitado, por eso tengo el pelo abundante estilo “afro”. Voy a varias barberías, pero siempre dicen lo mismo: “No sabemos afeitar ese pelo”. Hasta que una muchacha accede y dice: “Tengo experiencia en cortar ese cabello”. Y es así que me corto el pelo por primera vez. Decido dejarme la barba.
20 DE ENERO
 Aprobé exitosamente el primer semestre. Las vacaciones de invierno las pasaré en Ulianovsk , la ciudad donde nació Lénin.

30 DE ENERO
   Ya estoy en Ulianovsk, ciudad que después de Leningrado es una de las más importantes desde el punto de vista histórico: es el pueblo natal de Lénin, padre de la Revolución Rusa y fundador  del Estado Soviético.
Estamos en la última fase de las vacaciones de invierno. En Moscú esperamos horas para que el avión partiera. El mal tiempo no permitía el vuelo. En el aeropuerto Domodiedovo ( La Casa del Abuelo ), el más grande de Europa, afirman, nos quedamos. Estamos pendientes de los reportes metereológicos. Al fin el avión despegó. El tiempo de vuelo fue de una hora, sin embargo salimos  a la siete de la noche y llegamos a   las nueve debido a la diferencia de horarios.

31 DE ENERO

   Ulianovsk me parece que es una ciudad pequeña y muy silenciosa. Hay muchos edificios antiguos, uno de los cuales es el hotel donde estamos hospedados perteneciente a la compañía de aviación Aeroflot. Nos dicen que el hotel, con aspecto de casona colonial, fue construido en tiempos de los zares, y , no obstante sus años ,es bastante cómodo.
  Camino por las calles y veo casas de madera rodeadas de árboles sin hojas pero cubiertos de nieve. Los tranvías, el transporte más generalizado,  los tomamos para realizar las visitas a los sitios de interés turístico. Observo gran cantidad de avisos luminosos, pero no son propaganda comercial. Son fotos, afiches y letreros en honor a Lénin. Uno de esos anuncios dice: “Lénin zhil, zhiviot y budiet zhit” (Lénin vivió, vive y vivirá).
  Hoy conocimos el río Volga. Está congelado  en algunas partes, sobre las cuales caminamos . La actividad más importante del día fue la visita a la casa natal de Lénin. Nos presentaron a unos familiares del estadista.  La casa de Lénin es una construcción de ladrillos, de dos pisos y ventanas de madera. Al entrar nos pasó algo curioso y ridículo. Junto a otros me quedé en la entrada mientras nos mostraban unas chancletas enormes. Pensamos que eran unas muestras museísticas; pero luego entendimos que con ellos debíamos envolver nuestros zapatos para  cubrir la nieve y no ensuciar la casa.

1 DE FEBRERO

  Visitamos  la casa del gran escritor ruso Goncharov , situada en una calle amplia que lleva su nombre. Goncharov escribió la novela Oblomov, una loa, o tal vez critica, al ocio. Leerla provoca sueño porque el personaje es un amante del no hacer nada.    Ilia Ilich Oblomov es un hombre de treinta y dos o treinta y tres años, de mediana estatura, simpático, pero sin ideas y voluntad para emprender cualquier cosa. Su pasión favorita es estar acostado en su cama: era su posición normal. Zajár es su sirviente. Lo ayuda a levantarse, lo peina y le trae la comida. Sajar es tan flojo como su amo: duerme siempre, no limpia la casa y se deja el vuelto cuando hace las compras. Sin embargo no se imagina la vida sin su amo a pesar de que discute constantemente con él. De en vez en cuando lo visitan varios amigos que lo invitan para salir a pasear o visitar a otros amistadas; pero Oblomov se niega  constantemente. En los  últimos tiempos se le presentan dos problemas que lo molestan mucho y lo ponen a pensar  pero sin encontrar la solución adecuada: su finca ,a la cual no va desde hace doce años, no está dando los resultados económicos deseados ,y le están pidiendo que desaloje el apartamento que alquila en San Petersburgo. Le pide a Zajár que no le recuerde lo del apartamento y la mudanza y se enoja cuando lo hace. Trata de escribir una carta para pedir que lo dejen en el apartamento que ocupa, pero las palabras no fluyen en el papel. Zajár le pide actuar como los otros, y esta comparación lo ofende. Otros, para Oblomov, son unos marginales, no unos señores como él. Sin embargo luego de reclamarle a Zajár esa comparación odiosa,( lo que considera una terrible afrenta ) al tratar de dormir, reflexiona que verdaderamente no es como los otros que tienen fuerza de voluntad para iniciar y llevar a feliz término cualquier empresa. Estos pensamientos lo entristecen.

     Por otro lado, creo que el mar no es motivo de alegría, sino de reflexión y hasta de tristeza. Por eso me gusta especialmente un capítulo de la novela :“El sueño de Oblomov”. Allí Goncharov  nos da una posible explicación del mar como elemento que se asocia a los estados depresivos: “El mar, por ejemplo, sólo nos causa tristeza; al contemplarlo tenemos deseos de llorar. El alma humana se siente insignificante y oprimida ante aquella inmensa extensión de agua, y la mirada, cansada por la monotonía de aquel cuadro infinito, no tiene donde descansar.
  El bramar y estruendo de las olas no acaricia al oído delicado; repiten siempre la misma canción desde la creación del universo ,canción triste e incomprensible; siempre se oye el mismo gemido, los mismos lamentos  de monstruo condenado al suplicio, y unas voces agudas y siniestras. Junto al mar no cantan los pájaros; sólo las gaviotas, cual condenadas, vuelan tristemente sobre el agua y las orillas.
     El rugido de la fiera parece impotente ante estos lamentos de la naturaleza; la voz del hombre queda apagada y él mismo es tan pequeño y débil, que desaparece por completo entre los detalles del grandioso espectáculo. Por eso quizá da tanta tristeza mirar el mar”.


También fuimos al Parque La Amistad de los Pueblos, el Boulevar de Novy Venets y a la Galería de Artes Plásticas.

2 DE FEBRERO

 Hoy hicimos un paseo extraordinario en troika, unos  trineos grandes tirados por tres caballos. La nieve abundante permite su fácil desplazamiento. Durante el desayuno José, nuestro profesor-guía, me increpó delante de todos: “Edgardo Malaspina, en mi patria le llaman cerdos”. Inmediatamente entiendo que ha revisado mi cuarto y ha constatado el desorden y  le respondo: “Y en la mía los llaman policías”. Luego durante los paseos me explica que no lo  interprete mal : “Debes tener disciplina y ordenar tus cosas, cuando hay orden en el espacio que ocupas habrá orden en la cabeza y por lo tanto tendrás  éxitos en los estudios”. José es un español que participó voluntariamente en la segunda guerra mundial junto a los soviéticos y luego se quedó para siempre en Moscú. Acepto sus excusas y nos hacemos amigos. En realidad su conducta es la de un militar. Es un hombre duro producto de la guerra.

3 DE FEBRERO

    Vistamos una escuela. La escuela soviética comprende la etapa primaria y secundaria juntas. Nos muestran los salones ,a los pioneros y  komsomoles (reservas generacionales del partido comunista)nos dan la bienvenida y nos llaman “bratia”(hermanos). Luego director propone un brindis. Traen botellas de vodka y nos sirven en vasos grandes. Bebo un sorbo y con mucho tacto me llaman la atención: “Para los rusos la amistad se demuestra bebiendo hasta el fondo”. Lo hago sin respirar y luego me dan un pedazo de pan negro para olerlo profundamente. Nos obsequian unos libros para que recordemos la ciudad de Ulianovsk

9 DE FEBRERO
  Iniciamos el segundo semestre. Entiendo bastante el ruso pero las nuevas materias exigen aprender un vocabulario nuevo. Moscú es una ciudad tranquila que ahora se me antoja un pedazo de hielo grande y  silencioso sobre el cual deambulamos. Pero hay bares y pistas de baile donde la gente liba y se alegra como en todas partes.

24 DE MARZO

     Me hago algunos exámenes médicos, los cuales son obligatorios cada cierto tiempo.  Me colocan unas vacunas indicadas por si acaso viajo a la parte asiática del país  con las brigadas estudiantiles en verano. Todo es planificado con tiempo. Los médicos por cualquier cosa nos quieren hospitalizar argumentando que su medicina es preventiva. Juvenal está siendo sometido a chequeos  por problemas en una pierna, mientras que Rogelio tiene diez días hospitalizado en Rostov.
 Estamos en primavera pero la nieve no desaparece y eso junto a los cambios bruscos de la presión atmosférica se siente en la cabeza.

16 DE ABRIL

  La nieve se derritió.  Las pistas de patinaje son lagos. Por los bordes de las calles se forman riachuelos. Cerca de la residencia hay un bosque, donde de en vez en cuando aparecen unos renos. Los días son claros, la gente se quitó los abrigos gruesos. Estudio para los exámenes. Formalmente hice una solicitud para trabajar en las brigadas estudiantiles en Asia. Juvenal, con sus cuatro, grabó varias canciones que serán presentadas por la televisión soviética con motivo del Primero de Mayo. Rogelio me dice que su enfermedad era una simple gripe o resfriado.

  Visité la Casa de Amistad Ruso-Cubana. Allí los kosmonautas que hace poco tuvieron en el espacio sideral  dictaron una charla sobre las peripecias de su viaje.

   Leí en Moskovski Novosti un extenso trabajo sobre el boxeo en el capitalismo. Para el autor, Clay , más que  un símbolo deportivo, es una bandera de lucha contra el racismo.

22 DE ABRIL
  Hoy celebramos el cumpleaños de Lénin trabajando más. En algunas fechas como la del nacimiento de Lénin  se debe demostrar mayor esfuerzo en la construcción del socialismo. El rector Vladimir Stanis nos invitó al trabajo voluntario. Participé activamente. Limpiamos el Campus Universitario y las calles de Moscú.

  La ciudad fue vestida de rojo para recordar a Lénin, celebrar el Primero de Mayo y el 9 de Mayo, o fin de la Segunda Guerra Mundial para los rusos. Los edificios fueron cubiertos con franjas rojas y en todas partes colocaron banderas rojas. En la noche el cielo se puso rojo con los fuegos artificiales.

24 DE ABRIL

   Ahora vivo en la residencia de los estudiantes de medicina. El bloque de los médicos le dicen; también lo llaman el bloque siete. Hablo, leo y entiendo bastante mejor el ruso. Pronto rendiré exámenes finales del semestre y terminará la preparatoria.

27 DE ABRIL

No todos podrán desfilar el Primero de Mayo. La entrada a la Plaza Roja estará restringida .Yo estoy en la delegación por Venezuela que irá a la manifestación por el Día del Obrero.

1 DE MAYO

    Fui al desfile tradicional por la fiesta de los trabajadores. Di vivas por el pueblo ruso y grité consignas antiimperialistas. Pude ver al camarada  Leonid Ilich Brézhnev, quien se encontraba en la tribuna del Mausoleo de Lénin. Tenía un abrigo negro, sombrero corto primaveral, rostro cansado, mirada aburrida, muy lejana como pensando en otra cosa; y saludaba con su mano derecha con movimientos lerdos. Todos dicen que él es el gran líder, por lo que me siento orgulloso de haberlo visto tan cerca.

9 DE MAYO
  Hoy los soviéticos celebran el fin de la Segunda Guerra Mundial. Este día en 1945 los rusos izaron su bandera sobre las ruinas del Reichstag, sede del gobierno hitleriano. Radio Moscú comenta los acontecimientos históricos: la Segunda Guerra Mundial fue el resultado de la crisis económica, política, ideológica y social del capitalismo. Tuvo un héroe negativo: Hitler  que encarnaba los más enrarecidos sentimientos de misantropía, megalomanía y racismo. Pretendía implantar un régimen por mil años, exterminando a los pueblos que consideraba inferiores, esclavizando a otros para favorecer  al suyo, supuestamente superior. Conquistó casi toda Europa, tomó París y vapuleó a Londres. Con sus aliados, Italia y Japón decidió enfrentarse a nosotros-dice el locutor- y recibió su primera gran derrota en las afueras de Moscú (un monumento de vallas de hierro recuerda que los soldados alemanes no pasaron a la capital de la URSS) . La Batalla de Stalingrado, considerada la más grande de todos los tiempos por la cantidad de soldados y de armamentos sofisticados mostró el poderío del Ejército Rojo.  Los enemigos mordieron el polvo del suelo ruso. Hitler soñaba con pasearse por la Plaza Roja con sus victoriosos hombres, por lo que el camarada Stalin obligó a los prisioneros alemanes derrotados en Stalingrado a dar su paseo cabizbajos frente al Mausoleo de Lénin. El precio de la guerra fue horrendo: murieron 55 millones de personas, entre ellos 27 millones de soviéticos, 6 millones de polacos y 6 millones de judíos.
   El Dia de la Victoria es una fiesta alegre y triste. Fui al Parque de la Cultura Gorkiy .Allí estaban muchas personas con fotos colgadas al cuello con letreros buscando a sus familiares y amigos de la guerra. Luego fui a un bar llamado Rakushka a libar cerveza con los amigos y a conversar con los héroes de la guerra, unos viejitos con sus pechos llenos de medallas y condecoraciones que entre trago y trago cuentan sus hazañas. Uno de ellos grita con orgullo:

-Los americanos se creen los ganadores de la guerra, pero sabemos que fuimos nosotros los propios vencedores, que recorrimos la mitad de Europa a pie, empujando la bestia , cuerpo a cuerpo, hasta su cueva. ¡Bienvenido, extranjeros!. Brindemos pero con “iorzh”.

   El tal “iorzh” significa erizo de mar y consiste en tirarse  un vaso de vodka  con cerveza. Pura espina para el galillo.

22 DE MAYO

   Llueve con cierta frecuencia, los árboles recobraron sus hojas verdes y hace bastante calor. Hay mucha claridad. Son las ocho de la noche y parecen las dos de la tarde en Las Mercedes.
  Compramos carne para preparar en casa. En las carnicerías hay máquinas de cortar huesos, pero los vendedores no las usan y prefieren cortarlos con hachas sobre un gran tronco. Eso no lo entiendo.
 Me informan que no me aceptaron en la brigada estudiantil de los médicos que viaja a Kazajstán.  Alegan que no estoy acostumbrado a los trabajos rudos. Pido apoyo a Alexis Delmoral, un maracucho que está en segundo año y ha trabajado con las brigadas, pero sin embargo igual me rechazan. Mala suerte. Me sugieren dirigirme a la de los ingenieros.

26 DE MAYO
  Los latinoamericanos con quienes estudio en el grupo son gente tratable y  muy solidaria. Luis Ceballos de Panamá es de contextura diminuta, pecho hundido y cara de tener más años de los que realidad tiene. Habla todo el tiempo del partido y  del general Torrijos: “Mi general es un hombre del pueblo, es muy humilde y es capaz de caerse a piñazos por sus ideas. Una vez un borracho le faltó el respeto, y mi general le señaló los puños y le dijo: yo también los uso”. Luis es de naturaleza enfermiza y todas las situaciones las ve con mucha seriedad. El ecuatoriano Bienvenido Morales es de baja estatura y pelo indio. Proviene de una familia numerosa. Tiene grandes dificultades para asimilar el ruso, todo se le enreda, pero su disposición para auxiliar al prójimo y buen humor son a prueba de balas. Me obsequió una colección de discos de Julio Jaramillo. María Isabel, una colombiana, es gordita y usa anteojos grandes. María Eugenia, de Lima, es muy delgada, tiene los ojos hundidos por unos lentes parecidos a un  par de lupas, que delatan su miopía avanzada, y constantemente se duerme durante las lecciones. “Me falta oxigeno”, se excusa. Manuel también es de Lima,  alto , blanco, es ordenado en sus cosas. Bienvenido le puso por sobrenombre MECO, para resumir su nombre completo: Manuel Edwin Castañeda Ortiz. Gonzalo Gustavino es un chileno exiliado. Vino de Francia y carga una libreta que en cuanto se presenta la oportunidad la usa para escribir versos.  Yo le hago bromas y le digo que deje esa actividad porque Chile ya gastó sus cupos que le correspondían en poesía con Gabriela Mistral y Pablo Neruda.

28 DE MAYO

  La materia Historia de la Sociedad Soviética comprende la historia de la URSS, la del movimiento obrero, la del Partido Comunista y las biografías de los grandes revolucionarios .Debemos estudiar a  Marx , Engels y Lénin. En estos momentos estamos analizando la nueva Constitución Soviética. A mi me ha correspondido explicar el fundamento científico del marxismo, y con respecto a la Carta Magna debo analizar el capítulo 7, referente a los derechos, libertades y deberes fundamentales de los ciudadanos de la URSS. Me piden detenerme especialmente en el artículo 69 sobre el internacionalismo, la amistad, la colaboración entre los pueblos y la paz universal. Me leo  La Historia de la Gran Revolución Socialista de Octubre: “Los anales de la historia universal no conocen otro acontecimiento tan importantes como el de la gran...” “El imperialismo se caracteriza por el acrecentamiento de la explotación de los trabajadores por un puñado de monopolistas...”. La profesora dice que a Lénin cuando regresó a Rusia ,para dirigir la sublevación de los obreros, le ofrecieron un arma de fuego para defenderse , él la rechazó , y señalando su cabeza ,dijo: “Esta es suficiente para defenderme”.

29 DEMAYO

  Vemos varias películas sobre la revolución. Nos muestran El Acorazado Potenkin. Visitamos el Mausoleo de Lénin. Hicimos la cola en silencio. Entramos y giramos dentro del recinto sin detenernos. Unos soldados vigilan atentamente. No se pueden hacer movimientos sospechosos, ni tener las manos en los bolsillos, ni tomar fotos.  Lénin tiene el cuerpo cubierto con una sábana, rostro iluminado, rosáceo; aspecto general marmóreo, un brazo flexionado hacia la parte media del cuerpo y con el puño cerrado. Al salir los compañeros comentan: “el puño cerrado es la pose de un revolucionario que todavía quiere golpear”.

30 DE MAYO

     El 12 de junio comenzará la “sesia”, es decir el período de exámenes. El final esta previsto para el 3 de julio. Los exámenes los presentaremos ante un jurado integrado por tres profesores. Nos informan sobre las condiciones: se repite el año con una sola materia aplazada, el que tenga inasistencias, así sea una, debe repararlas. Para esto último hay un horario especial.  Te estudias el material de la clase que faltaste y se la explicas al profesor. Para mi las materias más duras serán física y química.
  
5 DE JUNIO

  Me preparo para los exámenes. Descanso leyendo literatura política. En la librería de la calle Gorkiy compré  las obras completas del Ché Guevara: Guerra de guerrillas, discursos, escritos. Me impresiona su Diario de Bolivia. Me gustan estas palabras: “Otra vez siento bajo mis talones el costillar de Rocinante, vuelvo al camino con mi adarga al brazo, muchos me dirán aventurero, y lo soy, sólo que de un tipo diferente y de los que ponen el pellejo para demostrar sus verdades.”
 Debo comprar un Quijote y releerlo.

12 DE JUNIO

   Rendí exitosamente examen de ruso escrito. Me evaluaron la parte de redacción. Ya terminamos con deportes. Leo una biografía de José Martí de Ezequiel Martínez Estrada. Se la compré  a un colombiano que estaba rematando sus libros porque se marcha.

15 DE JUNIO

   Paso bien lenguaje hablado, junto a lenguaje científico, fonética y nociones de prensa.
   Ezequiel Martínez Estrada odia tanto a los gringos que no le perdona a Kennedy lo de la crisis de los misiles de octubre. Luego del asesinato de presidente norteamericano escribió este cuarteto-epitafio:

Yace en esta inmunda fosa
John Kennedy, el insensato
no fue un hombre, fue una cosa
como la que deja un gato.

21 DE JUNIO

  Todo bien en biología. Tamara, la profesora de biología, solía enojarse cuando alguien no la entendía. Después  de cada clase se va al gimnasio y trabaja con un aro alrededor de la cintura. Creo que tiene casi cincuenta años pero tiene una figura esbelta.



25 DE JUNIO

No tuve problemas con el examen de Historia de la Sociedad Soviética. Fue en español  .Me gustó bastante esa materia.
  Martí era un místico. Escribió lo siguiente:

Viva yo en modestia oscura
muera en silencio y pobreza
que ya verán mi cabeza
por sobre mi sepultura.

¿Será ese el camino a seguir?

29 DE JUNIO

 Rindo física .No tuve problemas a pesar de mis dudas. El profesor de la materia,  Bogdanov, vivió en Cuba y habla español, pero explica la lección en ruso. Decía que fuera de clases podía hablar con nosotros en español pero dentro del aula sólo en ruso por nuestro bien.

3 DE JULIO

  Hoy tuve mi último examen, el de química, y fue el más difícil. Sin embargo la nota es buena.  Bien, ya tengo la revalida del bachillerato ruso. Pasé al primer año de medicina.
 Los ingenieros me aceptaron en su brigada, por lo tanto viajaré a Kazajstán.




5 DE JULIO

  Elsa Alfredovna, la profesora de ruso, nos invita a su casa. Es cómoda y bellamente arreglada. Nos enseña fotos que corroboran lo que siempre pensé de ella: era bellísima en su juventud. Su hijo terminó un tecnológico y trabaja en labores de mantenimiento en la universidad. Cenamos y nos brinda vino una y otra vez. Ya con los tragos en la cabeza todos empezamos a hablar. Ella entonces dice: lo hago a propósito para que suelten la lengua y comprobar cómo hablan. Ahora noto que todos conversan en ruso bien y seguirán mejorando. Los felicito. Estoy contenta porque he hecho bien mi trabajo.


10 DE JULIO

  Los que viajamos a Kazajstán nos reunimos con el Secretario General del Partido de la Universidad, Victor Frolov, quien   nos explica que el estudio se complementa con el trabajo. Cada uno de ustedes debe cumplir su labor, ser solidarios y mantenerse siempre dentro de la moral socialista, dice.

31 DE JULIO. KAZAJSTÁN

   Terminé las  más de seiscientas páginas de la biografía de José Martí.


1 DE SEPTIEMBRE

 Comienzo el primer año de medicina. El rector Stanis nos da la bienvenida: En nuestro país-dice- los extranjeros estudian en trescientos centros de enseñanza de educación superior, pero nuestra universidad, fundada en 1960 es la que alberga el mayor contingente . Somos una de las máximas expresiones del internacionalismo y la solidaridad del pueblo soviético con los pueblos de los países en vías  de desarrollo. Esta universidad se fundó con profesores provenientes , en casi un 40 % ,del principal centro de enseñanza del país: la Universidad Estatal Lomonósov de  Moscú. Ya formamos parte de la Asociación Internacional de Universidades. Nuestro gobierno nos otorga tanta importancia y deferencia que la primera promoción de especialistas se efectuó en el Palacio de los Congresos del Kremlin con la presencia del Presidente del Consejo de Ministros Kosiguyn...Tenemos más de 80 cátedras, el personal universitario es de casi mil personas, tenemos casi siete mil estudiantes provenientes de 105 países...

  Apenas empiezo a conocer la facultad, la cual está al frente de mi residencia por lo que sólo debo cruzar la calle.  En la entrada está un busto de Pavlov. Más adelante, otro de Lénin. Estudiaremos  anatomía, histología con citología y embriología, biología,  química inorgánica, química orgánica, física, ruso latín, historia de la URSS y educación física ; además de los cursos de antropología social, genética general, ,ecología, matemática y electrónica médica.

15 DE SETIEMBRE

  Nuestro grupo del salón no pasa de catorce personas y nos informan que para algunas actividades prácticas nos dividirán. Hay soviéticos, africanos, árabes, hindúes y latinos. Al entrar un profesor al aula debemos ponernos de pie en señal de respeto y eso me recuerda mi escuela primaria en Las Mercedes del Llano. Por otro lado, esa disciplina estricta permite una mejor  concentración para lograr nuestros objetivos: estudiar, aprender y graduarnos.
21 DE SEPTIEMBRE

  Tengo un ataque agudo de nostalgia por mi país. Juvenal y Rogelio  dicen lo mismo  Pero hay que seguir adelante y estudiar. Dreno la tristeza  y me doy ánimo escribiendo versos y se los dedico a los amigos:

¡ Que amargo es libar las copas del destierro!
tu dolor, poeta, es también dolor mío
porque es nuestra la rosa que vierte su rocío
cuando el sendero es cierto y los pasos de hierro.


28 DE SEPTIEMBRE

    Estamos en fase organizativa por eso me cambian de cuarto muchas veces. Hace frío nuevamente y dentro de poco habrá que ponerse la vestimenta pesada. Rogelio me escribe que lo cambiaron de ciudad. Lo enviaron a Volgogrado, antiguamente llamada Stalingrado.

1 DE NOVIEMBRE

  La calle donde vivo se llama Miklujo Maklaia, en honor a ese antropólogo y etnógrafo ruso que hizo investigaciones en Nueva Guinea.
  El frío se cuela por las rendijas de las ventanas. Hay que sellarlas con tiras de papel  y almidón.

3 DE NOVIEMBRE

 En  nuestra residencia, como en todas las otras, hay un busto de Lénin en la entrada. Una viejita cuida la puerta y constantemente nos pide documentos. La biblioteca está en el primer piso, y allí nos entregan todos los libros que usaremos durante el año. Tenemos una sala de lectura bastante buena.



5 DE NOVIEMBRE

    Una cátedra de la facultad de medicina es un amplio corredor adornado con retratos de científicos relacionados con la especialidad en cuestión y carteleras alusivas a la misma. A lo largo del corredor están las aulas, laboratorios y oficinas. La atmósfera silenciosa junto a las imponentes figuras de destacados médicos nos transmiten la sensación de encontrarnos en un templo y eso nos insta a mantenernos serios y respetuosos. Por ejemplo   la  Cátedra de Biología tiene en lugar destacado un retrato de su fundador, el profesor Fedor Talizin, un prestigioso parasitólogo de la Academia de Ciencias Médicas de la URSS que ha realizado expediciones en el Cáucaso, Siberia y la India; y ha publicado muchos libros. Las clases practicas las tenemos con el profesor Vladimir Nakariakov . Usamos sus libros, entre ellos unos de genética. Tiene su laboratorio bien limpio y a veces él mismo lo ordena. Lo he visto con instrumentos en la mano reparando algún estante, pintando una pared. Esta labor la hacía no precisamente por falta de personal obrero, sino por su profundo amor a su trabajo de docente. Está haciendo un museo para el cual yo obsequio el libro de Charles Darwin del origen de las especies en español ( están varios libros en diferentes idiomas, pero ninguno en el nuestro) con una dedicatoria. Es un hombre de buen humor. Una vez mientras hablaba de hexápodos, y en general de las patas de los insectos, Bienvenido le preguntó si siempre esas extremidades insectiles debían ser pares. Inmediatamente Nakariakov le contestó:

-No necesariamente. Si tú le arrancas una pata a unos de esos bichitos, entonces obtendrás  un insecto con extremidades impares.

  La teoría nos las da el profesor  Alexander Pejov en un auditorio grande.  Trabaja con la identificación y reconstrucción del material genético de las bacterias. Repite constantemente “la biología es la base de todas las ciencias médicas. La medicina empieza por el estudio de la biología. Un médico es potencialmente un biólogo”.
 Una vez al referirse a las cucarachas expresó:

-Ese ortóptero no respeta  diferencias de ningún tipo y penetra en todas las casas, oficinas y recintos lujosos. Hasta en la Casa Blanca reinan como si nada...

Entonces alguien comentó en voz baja: no se atreve a decir “hasta en el Kremlin...”

15 DE DICIEMBRE

    Salgo a la calle sin gorra y con el cabello mojado. Se me congela el pelo. Me advierten que eso es sumamente peligroso.

31 DE DICIEMBRE
   Hace mucho frío. La temperatura ha bajado terriblemente. Se habla de 40 grados bajo cero. Reto nuevamente a la naturaleza después de unos tragos de vodka: salgo sin ropa de invierno, apenas en camisa, para revolcarme en la nieve.

   

DIARIO DE MOSCÚ.1979








1979


15 DE ABRIL

     Los estudios están duros. Después de las clases de anatomía repaso por cuenta propia en la morgue, rodeado de restos de cadáveres con un penetrante olor a formalina. Este detestable tufo ha hecho que empiece a fumar. Apenas salgo de la morgue enciendo un cigarrillo. Es como si quisiera liberarme de las partículas del conservante. Una vez me fumé una caja completa de Partagás, unos cigarros cubanos muy fuertes que los rusos llaman “los abortivos”. Me dio un dolorón de cabeza.

 La cátedra de anatomía fue fundada por el profesor Demetrio Zdanov, Individuo de Número de la Academia de Ciencias Médicas de la Unión Soviética. Al mismo tiempo Zdanov, quien fue presidente de la Asociación Internacional de Anatomistas, dirigía la cátedra de anatomía del Instituto Médico de Moscu Nro 1, que lleva el nombre de Sechenov, precursor de Pavlov en las investigaciones del sistema nervioso .

En la entrada de la cátedra hay un cuadro de la Lección de Anatomía del Doctor Tulp ,de Rembradt. Arriba del mismo una inscripción: “Aquí los muertos ayudan a los vivos”. Luego están tres auditorios o salones con mesas de mármol para colocar el cadáver. Con sólo dejar el documento de identificación uno puede retirar replicas de huesos para llevar a casa y estudiar. En el sótano esta la morgue propiamente. Entramos a la clase no más de siete personas con un cadáver. Pero las lecciones magistrales son para todos, se hacen en un anfiteatro amplio y son dictadas por Nina Vasilevna Krilova, una señora gorda pero muy alta, enérgica y dinámica. Una vez se me acercó, me acarició el afro y me dijo: es mejor que un gorro para protegerse del frío.

El Museo de Anatomía tiene dos pisos. Alberga exposiciones, preparados en formol y huesos de todas las partes del cuerpo humano. Hay una galería de retratos con los más destacados hombres en la historia de la anatomía. Las vitrinas tienen al lado mesas y sillas para estudiar. Yo suelo entrar a ese recinto con respeto y en silencio como si estuviera en un templo.

En las pruebas, Kopeikin, un profesor joven, acostumbra hacer un corte con el bisturí en cualquier parte del cadáver y preguntar repentinamente el lugar anatómico que seccionó. En una ocasión Vera Pavlovna, una profesora de origen belga, reprendió a alguien que colocó su gorro invernal sobre la cabeza de un modelo plástico del cuerpo humano. ¡Tenga usted una conducta acorde con su condición de futuro médico, el cuerpo humano es sagrado, respete!, le dijo.

Cuando me correspondió preparar unos músculos, en cuanto hice un corte una pelotita de grasa saltó hasta mis labios. Escupí y dije unas palabrotas. Emma, la profesora me llamó la atención por las supuestas groserías. Me defendí negándolas. Entonces me espetó: “no mienta, que por lo menos entiendo del español las mentadas de madre”.

Una vez Yura, un estudiante ruso parecido a un simio y que siempre estaba deprimido, en una lección con el cadáver de una anciana, observó en el mismo, en un muslo, cerca de los genitales un tatuaje en forma de corazón con un letrero: “Sergio, te amo”. Desde ese entonces Yura anda más  pensante, más lúgubre y mascullando que vivir es muy triste. Se dan cuenta – dice – la vida es nada, todo se acaba. Esa mujer amó, y ahora está aquí , desnuda bajo nuestros cuchillos.
Creo que Yura se está volviendo loco.

JULIO-AGOSTO

Son tres días en tren desde Moscú hasta Kazajstán, el país de las estepas, y el Valle de las Piedras, donde las dunas  cantan al soplo de los vientos y se encuentra  el cosmódromo Baikonur, rampa de lanzamiento del primer hombre al espacio.

            El viaje se hace ligero, la lectura hace olvidar las distancias.  A veces conversas amenamente con los compañeros del vagón, juegas al ajedrez o te entretienes en la ventanilla observando los paisajes móviles: estaciones con gente apresurada, árboles grandes, rieles paralelos, trenes en sentido contrario que dejan un ruido sordo, pueblos con casas de madera, hombres trabajando en un huerto o arreando vacas.  Sueñas con el traqueteo del tren.  En la mañana tomas el té caliente, y eso cae muy bien en el estómago.

 Atravesamos los Montes Urales con su vegetación impresionante; la estepa, el desierto, arena y piedra para entristecerse y reflexionar.  Tal vez contemplando un paisaje similar de  inhóspito, el poeta ucraniano Tarás Shevchenko  escribió:

  -El desierto no tiene verdor alguno, sólo arena y piedras. Uno se siente tan triste, que dan ganas  de ahorcarse”. Bueno, no era para menos: estaba preso.

  Luego el espíritu se reconforta: aparecen pinares y ajenjos, bosques de bayas y setas.  Más tarde vemos las yurtas, las viviendas de los pastores, cónicas, de piel de oveja y cercas de madera.

  En el 1218 Gengis Khan invadió Kazajstán, el cual pasó a formar parte del Imperio Mongol, conocido mejor como la Horda de Oro. Después de muchas guerras los kazajos decidieron unirse a la Rusia zarista en 1731. Con el triunfo de la revolución rusa en 1917 los marxistas organizaron al pueblo, y en 1919   los kazajos  rojos derrotaron a los blancos. En 1920 Kazajstan se declaró socialista y  empezó la cooperativización de la agricultura a través de los koljozes.

            Vivíamos en el koljoz “18 años de Kazajstán”, cerca de Shortandí, en una casa de paredes muy anchas.  De día el calor era agobiante, y de noche hacía mucho frío.  Estuvimos en Selinograd y en Alma – Ata, la capital.  Almá – Ata es la ciudad de los manzanos, las calles rectas, los canales y las fuentes refrescantes.  Visitamos el Teatro Académico Kazajo de Opera y Ballet “Abái”, contemplamos la montaña de Koktiubé. Precisamente estuve en esta  ciudad  el año pasado, en  1978, año cuando se celebró allí la conferencia internacional de médicos y en cuya declaración se definió el concepto de atención primaria de salud.  Mi brigada se llama Los Ingenieros.

    Las brigadas estudiantiles de trabajo voluntario permiten obtener un dinero extra, pero también es una actividad idealista: una parte de lo ganado será destinado a un fondo de solidaridad con los pueblos en lucha contra el imperialismo, el neocolonialismo, el fascismo y la reacción. Así nos lo transmiten. Así lo repetimos con orgullo.  En 1978 y ahora en 1979, aportamos tres días de  nuestro trabajo a esos fondos solidarios.

  Nuestra labor se relaciona con la construcción: hacemos casas con paredes hasta de un metro de grosor y techos compuestos de varias capas de diferentes materiales, aserrín y cemento. Este tipo de viviendas tiene una ventaja: cuando hay nieve produce calor, y al contrario, durante la estación calurosa son frescas porque no  las penetra la luz solar.

            Nos levantamos temprano, y luego del desayuno nos dirigimos a la construcción. Usamos muchas piedras, las cuales cargamos en parihuelas; y esa es precisamente una de mis ocupaciones. En la tarde descansamos. Los sábados son también laborales; pero los domingos son de fiesta. Varias veces, al aire libre, hicimos la típica parrilla rusa o shaslik. La cerveza la traían en barriles y nadie se preocupaba en enfriarla. Era una cerveza fuerte y de un amarillo oscuro. A veces la fiesta era en un salón con música en vivo y mucho vino. Recuerdo un vino tinto ácido llamado Agdám que vendían en botellas pequeñas.

  Observé que en el campo la gente solía andar en sus caballos y que la estepa es muy similar a nuestro llano. En un momento de nostalgia empecé a escribir unos cuartetos  dedicados a Páez:

Gama de soplos raudos tendida sobre el llano
un retazo de sol ruboriza el ocaso
flameando en lo infinito su palpitar de arcano
va bordeando laguna sobre la hierba el paso.

Alba de claroscuro, canto de ave perdido
el rancho entre palmeras, en celestial reposo
romance del coplero, armonía de un bramido
prisionero el lucero del remansado pozo.


Luego seguía una retahíla de  las mismas  estrofas cursis con expresiones que invocaban a la mitología, Páez-Aquiles-Marte, rayos serpenteados, éter escarpado, infierno de Dante por batalla feroz, galope fragmentado, fulgor de metales, tropel en arrojo, tolvaneras, hecatombe; y un montón de otras ridiculeces, probablemente inspiradas en Venezuela Heroica , en Zárate y en una obra  que cayó en mis manos hace un tiempo, un libro voluminoso llamado Versos al General José Antonio Páez. Entonces comprendí que en el subconsciente colectivo venezolano es Páez el héroe de mayor atractivo a la hora de recrear con la literatura  nuestra historia porque encarna la materialización de la gloria a partir de la nada .El propio mito, pues.



  El presidente del koljoz, un señor entrado en años y que siempre llevaba un sombrero pequeño, solía venir a nuestro campamento. Decía que su empresa había cumplido con los planes del año con muchas ganancias y nos obsequiaba carne, leche y mantequilla, productos que normalmente no se veían en otros koljozes similares.

  En 21 de agosto se celebra el día del constructor. En esa fecha los dirigentes de la brigada son derrocados simbólicamente y se decreta una parranda general. Durante el golpe de estado se dicen cosas muy duras, sólo permitidas para esa ocasión. Por ejemplo, los líderes del golpe criticaban a las autoridades estudiantiles. Estas acusaciones, para un buen entendedor, son una crítica general a todo lo que está pasando en la Unión Soviética. La comida y el trago sobraban. Luego las autoridades entregaban reconocimientos a los obreros-estudiantes. Conservo con cariño uno de esos diplomas con una bandera roja, el rostro de Lénin , la hoz y el martillo y las palabras: “Honor y gloria  a los vanguardista de la competencia”. El texto completo dice:

 Carta de salutación al luchador de la Brigada Los Ingenieros, el camarada Edgardo Malaspina.
    La Dirección del Koljoz, el Comité del partido, el sindicato y el Komsomol del koljoz 18 Años de Kazajtán de la región de Shortandí, provincia de Selinograd, lo felicita en este día tradicional de los constructores.
   Con sinceridad y de todo corazón le agradecemos su participación en la Brigada Estudiantil de toda la Unión Soviètica “60 años del Komsomol Leninista”
  En los aniversarios, 60 del Komsomol y 20 del movimiento estudiantil para la construcción, Ud., hace un digno aporte para poner en práctica las recomendaciones del histórico XXV Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética y del Pleno de su Comité efectuado en julio de 1978 con respecto a la construcción de viviendas y otras estructuras para la producción en el campo.
   Su trabajo constituye una luminosa página en los anales del movimiento estudiantil de brigadas constructoras.
   Le deseamos, estimado camarada, una salud muy fuerte, felicidad personal, éxitos en los estudios, que tenga siempre mucho entusiasmo en todo lo que emprenda. Multiplique y fortalezca las tradiciones del movimiento estudiantil.
  Recuerde, Ud, querido camarada, todo lo que Ud ha construído con sus propias manos se lo agradece con todo el alma el colectivo de este koljoz.
   Siempre estaremos contentos de verlo, como un representante de la Universidad de los Pueblos, en nuestras Tierras Vírgenes. La Dirección del koljoz. El Comité del Partido. El sindicato. El Komsomol. Cumpliremos con el Quinquenio anticipadamente.

El presidente del koljoz me entregó el diploma, me estrecho la mano y solemnemente me dijo:
- Camarada Edgardo. Usted está contribuyendo a la construcción del comunismo .Ha aportado su granito de arena para esa gran causa mundial.

 

            Un día nos invitaron a una yurta.  Sentados sobre el dastarján – un mantel en el piso -, probamos el beshbarmak, un aderezo con carne de cordero, muy sabroso.  Mientras bebíamos el kumís, se dijo que para los kazajos la cultura era no olvidar a las generaciones pasadas y venideras, hasta la séptima.
  Uno de los pastores contó lo siguiente:

-Una vez nuestras montañas se reunieron para hablar de la felicidad. La Montaña de Oro dijo:
 - La  riqueza es el oro, hasta que no saquen el oro de mis entrañas los kazajaos no serán felices.
 La Montaña de Plata replicó:

-La felicidad no está en el oro ni en la riqueza sino en la alegría. Con mi plata se hacen cuerdas de instrumentos musicales y campanillas que hacen sonar música para hacer la vida más alegre.

 Entonces intervino la Montaña de Plomo:

-Riqueza, alegría...¿Y que haremos cuando ataquen nuestros enemigos?. Necesitamos balas para defendernos. Sin mi plomo no hay riqueza ni alegría.

La Montaña de Cobre explicó:

-Sin mi cobre no se puede vivir. Los calderos para cocer la carne son de cobre, los jarros para el kumis son de cobre, los samovares para el té son de cobre. Sin mi cobre  las pasarán mal.

Por último expresó su punto de vista la Montaña de Hierro.

-Lo que más se necesita es el hierro. Los arados, los sables, las hachas y las agujas se hacen de hierro, y no de oro , plata o cobre. El destino del hombre está en el hierro.

-Todas las montañas nos han ayudado, por eso no nos hace falta nada, finalizó su relato el pastor.


  Alguien empezó a tocar la dombra, el instrumento musical de los lugareños.  Las cuerdas, sonaron como lejanas.  Era una música extraña, (al menos para mí) pero agradable.